Quizás lo que te estes preguntando en este instante es: ¿Cuál es?, sigue leyendo y te enterarás. Si alguna vez escuchaste esta frase lo que no se ve no se vende vamos por buen camino. Ahora ¿sabemos que significa? Este conjunto de palabras expresa la necesidad de mostrar lo que queremos “vender” para concretar una venta. Sin embargo, esto no funciona si se lo mostramos a las personas equivocadas.
Imaginemos el siguiente escenario: << Una persona está de camino a su trabajo en su automóvil y ve un anuncio que dice: “Llantas para autos con 80% de descuento! Compre ahora!” >>. Lo más seguro es que el anuncio llame su atención, pero al estar preocupado en llegar a su trabajo, su atención se desviará y perderá el eje principal, la motivación que lo inspiró a querer comprar los neumáticos nuevos. En cambio, si colocamos el mismo anuncio cerca a un taller de autos, lo más seguro es que a más de un cliente del taller le llame la atención y se interese por el anuncio y comience a indagar más acerca de este. Esto significa que no solo la estrategia que utilicemos debe ofrecer una oferta irresistible, sino que tiene que estar alineada con el tipo de cliente al cual queremos llegar.
La probabilidad de que un anuncio sea “exitoso” depende de muchos factores, tales como: el producto o servicio, su precio, el contexto, el tipo de cliente, entre otros. Entonces la pregunta que nos planteamos es: ¿Qué estrategia debo seguir? No existe un plan mágico que te ayude a concretar ventas de manera automática, todo “absolutamente todo” se construye a base de prueba y error. Si quieres ver resultados tienes que intentar de todo e ir probando hasta encontrar lo que mejor se ajuste a tu negocio.

A continuación, te mencionaré algunos consejos que debes seguir para elaborar campañas de marketing que marquen la diferencia.

  • No saturar el contenido con mucha información
  • Mostrar información relevante de tu producto o servicio. Por ejemplo: sus beneficios, ventajas, etc.
  • Expresar la idea de forma clara y precisa

Ejemplos:

  • Si queremos vender anteojos de sol, colocaríamos algo como: “La playa se ve mucho mejor con los nuevos anteojos …”. Estas palabras nos invitan a ver la playa de una forma distinta y para ello es obligatorio tener los anteojos. Entonces, si queremos disfrutar de esa sensación necesitamos comprarlos sí o sí. Con este ejemplo, ya creamos una necesidad en el cliente, lo cual es un primer paso para venderle nuestro producto.
  • Si nuestra intención es vender galletas, pondríamos algo como: “Galletas sabor chocolate sin chocolate! 100% naturales”. A simple vista el texto nos llama la atención, ya que desconocemos por completo como será una galleta de ese tipo, la misma motivación que nos anima a probarla. ¿Esa no era nuestra intención? Por supuesto, ya lo conseguimos. Recuerden que para que esto funcione no solo hay que colocar una buena frase, sino un conjunto de elementos que nos ayuden a mostrar un contenido interesante y que llame a la acción de nuestro potencial cliente.

Para finalizar, te decimos que lo más importante de una campaña publicitaria no es simplemente vender, sino que tu marca quede en la mente del cliente. Recuerdas esta pequeña frase “Este producto no sirve”, lo mismo ocurrirá si tu producto o servicio no cumple con lo que dice.

“Recuerda que nunca terminamos de aprender, siempre estamos en constante aprendizaje

¡Artículos que cambian la vida! ¡No olvides de seguirnos en nuestras redes sociales, Thnks!

Recent Posts

La mejor estrategia de marketing

Quizás lo que te estes preguntando en este instante es: ¿Cuál es?,...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Search here...

¿Necesitas ayuda con tus tareas? No te preocupes déjalo todo en nuestras manos.

Contáctanos